Algo ha muerto

Algo ha muerto. En esta ciudad. Puedo sentirlo desde la sala de mi casa. Algo, sin saber muy bien qué, ha muerto. Alguien lo ha matado. Veo una gota de lluvia bailando en la barba de meses del indigente de la esquina. Algo hermoso ha muerto, como un espiral de vidas pasadas enlazándose y rosando sus líneas entre sí. Veo al Britannic sumergido en aguas heladas y a Laika redoblando la respiración al salir de este mundo. Veo las ratas galopando en los rincones de los parques. Todo eso desde la sala de mi casa. Pero no consigo ver qué ha muerto. El sentimiento me llegó como un bajón de presión quebrajador. Estaba quedándome dormido cuando lo sentí. Sumado a la incertidumbre de no saber qué ha muerto, está el hecho de no saber por qué me importa que algo haya muerto, considerando que algo muere cada segundo. Debe ser entonces que ese algo es parte de mí. Pero, ¿por qué no me siento consternado? Es decir, si en este momento me enterara de que ese algo que murió fue mi hermana o mi único posible amor, no podría actuar con la tranquilidad que ahora me habita.

Aquello que murió no fue un sentimiento, sino algo físico. Como no es posible que los sentimientos se moldeen en seres palpables, se sabe que murió un ser vivo. Aquello que murió ya debe estar flotando en el océano, girando el perfil al bailar de la marea. Lo puedo ver desde aquí. Pero parece que estuviera a dimensiones de distancia. Escucho las bicicletas timbrar y las ruedas de las maletas roer el piso. Las escucho aquí conmigo. El viento silba entre callejones góticos y silba en la sala de mi casa, donde ahora llueve. Ese algo que murió… me gustaría poder tenerlo a mi lado o estar a su lado, para que no muera solo. Pero yo estoy aquí y ese algo, que puede o no ser parte de mí, está desapareciendo de este mundo… de este mundo que se hace más pequeño. No quiero sonar arrogante. Si algo murió y digo que forma parte de mí, es porque yo formo parte de todo. Es la realidad. Soy cada cosa en este mundo, que se hace pequeño y familiar, pero no cálido, como una casa en mayo o un aerolito que llega a este planeta y se transforma. Se transforma y se entierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s