Jirafas, bigotes, penes y muertos

“Una noche los padres decidieron salir a cenar. La niñera llamó al señor de la casa para preguntar si podía cubrir la estatua terrorífica de payaso que había en la sala. El padre -exaltado- le dijo: ‘sal ya mismo de ahí, llama a la Policía. No tenemos ninguna estatua de payaso en la casa’. Cuando la Policía llegó resultó que sí tenían una estatua de payaso en la casa y el padre sufría de Alzheimer”.

Cuentazo. Fino ejemplo de clichés apuñalados en los ojos con los pulgares de un bruto.  Lejos de las víctimas que se tropiezan mientras huyen de sus perseguidores, del chico malo con un pasado oscuro que cambia su personalidad cuando conoce a cierta mujer buena y los niños que tienen la capacidad de resolver misterios que ningún adulto puede.

Caminamos toda la vida pisando suelos comunes y algunas veces los notamos, otras no y en ocasiones los podemos predecir pero ¿qué crea el cliché? La respuesta no está en este texto pero vale analizar por qué cuando escuchamos ‘mexicano’ pensamos en un bigote con sombrero, tal vez sosteniendo un taco, o nos imaginamos un ‘americano’ (gringo) con una hamburguesa de Mcdonald’s en una mano y un arma en la otra mientras se mueve con dificultad en su carrito para personas obesas por todo Walmart.

Todo esto se encuentra dentro de lo típico y es que para escaparnos de estas apreciaciones cómodas debemos ser tan desconocidos ante Internet como para no aparecer en ninguna representación mental que nos encasille como colombianos narcotraficantes y ‘asiáticos’ raros que comen perros y son chinos o japoneses (rara vez nos referimos a India como parte de Asia).

Escribimos África en Google Images y estos son los primeros resultados (quitando banderas, mapas y fotografías de ciudades):

Cuando escribimos ‘mexicano’ aparece ‘Pedro’:

Cuando escribimos ‘Japón’ hay un desfile de penes:

Cuando escribimos ‘Iraq’ hay guerras y muertos:

Así nos ven y así los vemos y la verdad es (no quiere decir que todo lo que he dicho hasta ahora sea mentira) que en mi país la televisión tiene un auge muy bien remunerado en ficción con narcotráfico y prostitución.  Google Images no tiene la culpa de no mostrar ‘la gente linda, la pujanza y la amabilidad’ de tu región porque el imaginario no lo construyó él, lo armamos todos.

Claro que en México hay Pedros con bigote, que en Japón hacen desfiles de penes y tienen vello púbico en abundancia, que en Iraq se matan desde el desayuno hasta la cena y que en Colombia hay narcotráfico. Nada es inventado y quien quiera cambiar eso va a saber lo que es un ave volando en contraviento.

No quiere decir esto que los clichés sean malos porque en ocasiones funcionan para transmitir fácilmente una idea y tampoco se puede culpar a Internet. Quizás hace 10 años escribir Colombia en Google era sinónimo de buscar galerías de Pablo Escobar pero ahora aparece James Rodríguez y ese es el nuevo costal en el que nos van a meter ¿Qué cambió?

No voy a reclamar méritos propios o de mi país por cambiar de Pablo a James pero es un buen ejemplo de que el cliché se modifica desde adentro, no atacando el término sino transformando el significado, y mudar de piel es más sencillo a escala micro. A México todavía le puede faltar algún tiempo para quitar los bigotudos de sus páginas de resultados en Google Images (si es que alguna vez ha de pasar o de verdad quieran que pase) pero sus ciudades están hablando por sí solas y ¿acaso el futuro no está en las ciudades?

Por ahí me encontré un artículo que habla sobre “¿Qué buscan en Google en cada país?” Y en Rusia aparentemente consultan mucho ‘volar en un avión de guerra’, bastante alejado del cliché.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s