¿Qué es la vida sino la persecución de un sueño?

Documento de texto sacado del disco duro de Lidia Toro.

LúcidoSueño:

m. Acto de dormir:
Representación en la fantasía de sucesos e imágenes mientras se duerme.
Estos mismos sucesos o cosas representados.
Ganas de dormir.
Proyecto,deseo o esperanza sin probabilidad de realizarse.
Sueño dorado: Mayor anhelo de una persona.
Sueño eterno: La muerte.

Si vas  a hacer una cosa, que sean dos. Si vas a hablar de sueño, hablas de sueño lúcido. Si vas a hablar de sueño lúcido, podes mostrar el sueño lúcido.

El sueño lúcido empieza cuando caes en la cuenta de que estás en un sueño y empiezas a controlar los eventos dentro del mismo.  Probablemente ya lo has vivido. Se puede controlar. Podes tener tantos sueños lúcidos como quieras. Vivir en un mundo de sueños donde todos te sonríen, o no, lo que quieras. Compartir apartamento con un buey que toma sopa los martes, tener sexo con la persona que te gusta en la fila de la cafetería de tu colegio, verte dormido desde el techo de tu cuarto. Todo esto es posible.

Claro, también es posible si lo imaginas. Puedes usar tu imaginación para recrear todos esos sucesos en tu mente, pero no será tan intenso. ¿Has escuchado que  cuando un sentido se duerme los demás se potencian? Bueno, imagínate un estado de sueño tan profundo donde tu cuerpo no ve, no huele, no saborea, no toca, no escucha; únicamente se concentra en soñar y respirar. Potenciar tus sueños, revolucionar tu mente. Puedes vivir al máximo sin salir de tu cama. Como dice la película española Abre los ojos : ¿Qué es la vida sino la persecución de un sueño?

¿Estás aburrido de tu vida despierto? Puedes empezar una nueva vida dormido. Eso que llamas dormir, esos sueños de los que no te acuerdas cuando te levantas no son sólo eso. La mente puede lograr muchas cosas, llevarte a muchos lugares y tú los desperdicias soñando con una persona ‘especial’, pfff. Cada noche antes de dormir programas una alarma con la convicción de que te vas a levantar para apagarla. Los seres humanos y nuestra fé. Lo que pasa mientras enciendes la alarma y la apagas es un lapso significativo. ¿Por qué no aprovechamos ese tiempo? ¿Por qué no ser productivo mientras duermes?

Si a usted le interesa vivirlo en carne propia, le voy a describir cómo entrar en un estado de sueño lúcido. A mi me interesa que le interese y que lo viva. Yo lo hice y no se me olvida lo que vi y lo que pasó. Yo no soy usted. A mi no me interesa cuidar la mente porque creo ser lo suficientemente cuerda como para no dejarme llevar. Pero no respondo por usted y por eso, a manera de advertencia, le contaré lo que puede pasar.

Para entrar en un estado de sueño lúcido se pueden aplicar dos fórmulas. Yo sólo intenté una y me funcionó. La primera forma es tener el cuerpo muy descansado. ¿Qué mejor momento que luego de despertarte? Digamos que te levantas a una hora muy temprana, a la que normalmente no te paras de la cama.  En lugar de empezar tu día para ir a trabajar, vuelve a dormir. Duerme despierto. Acuéstate en tu cama. Encuentra la posición más relajante posible. A mi me funciona abrir los pies y las manos dejando caer un pie fuera de la cama. Abre la boca si quieres, pero no abras los ojos. Sin importar qué esté pasando por tu mente no abras los ojos. Tu cerebro entenderá y te mandará a dormir.

La otra fórmula es opuesta, nunca me funcionó personalmente. El procedimiento es el mismo pero tienes que estar muy cansado. Aparentemente te tienes que negar a dormir. Cerrar los ojos pero no dejarte llevar por el sueño. Ésto me parece una pérdida de sueño. Es decir, si necesitas descansar, descansa.

Cuando entras al sueño lúcido no te das cuenta de que estás en un sueño lúcido. Sin importar qué fórmula hayas utilizado tu mente está muy activa y estás consciente de lo que pasa pero no sabes que estás soñando.  Aquí es donde empieza la revolución de la mente. Automáticamente tu cerebro te mandará una señal que te hará caer en la cuenta de que estás en un sueño lúcido.

Esta señal puede llegar en varias formas. Digamos que hay un pequeño temblor. Luego de ese suceso tu mente relaciona todo lo que pasa con un sueño que puedes controlar. Piensa en una persona y estará ahí. Un lugar, un animal. Ahora revoluciona tus sueños. Piensa en la sexta dimensión, mírate tres segundos atrás, clónate. Más allá, viaja a otros planetas, habla con seres que nunca has visto. Más. Deja atrás el sueño y vuela encima de tu cuerpo dormido. Es posible. El sueño lúcido es una realidad que podemos crear. Suena perfecto pero el ser humano no es perfecto y tampoco su cerebro. Si mientras estamos soñando tenemos el más mínimo miedo o pensamiento que nos provoque terror, se acabó. Esa realidad que podes crear se va a alimentar de las imágenes mentales de tu miedo y va a parecer muy real. Piensa en una persona, no estará ahí. En cambio, esas manos negras de dedos y uñas largas ya está a la mitad de abrir la puerta de tu habitación. Te despertaste.

Ese no es el problema de el sueño lúcido. El verdadero problema es abusar de él.

Estás despierto y digamos que hay un pequeño temblor pero… estás despierto. Llegó la señal para indicar que estás en un sueño lúcido pero estás con tus amigos y todo se siente muy real…¿o no? Todo se siente muy real.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s